¿Tienes hongos en los pies?

Los pies son un blanco idóneo para el crecimiento de los hongos que provocan infecciones en la piel, sobre todo cuando estos tienden a permanecer en ambientes húmedos o contaminados.

Esta condición, que puede llegar a ser dolorosa, suele producirse por el descuido de esta parte del cuerpo que, aunque es tan importante, suele ser ignorada en cuanto a hábitos de salud y estética.

Su aparición y severidad puede variar en cada persona, dado que muchos los sufren de forma esporádica, mientras que otros tienen que combatirlos recurrentemente.

Si bien no son un problema grave de salud, las dificultades en su tratamiento pueden alertar de un debilitamiento del sistema inmunitario.

Además, en algunos casos, provoca reacciones inflamatorias en la piel que, más adelante, causan grietas, ardor y otros molestos síntomas.

Por esta razón es primordial saber identificarlos de forma oportuna y, por supuesto, darles un tratamiento que ayude a erradicarlos.

 

¿Cuáles son los tipos de hongos en los pies?

Existen dos tipos de infecciones micóticas que afectan la salud de los pies.

Pie de atleta o tiña pedis

pie de atleta

Este tipo de infección es quizá la más común y, debido a su fácil propagación, puede resultar difícil de tratar cuando no se detecta a tiempo.

Sus principales víctimas son los deportistas y atletas, dado que el calor del calzado y la sudoración crean un ambiente idóneo para el crecimiento de los hongos.

Sin embargo, cualquier persona puede desarrollarlos, sobre todo si no toma las medidas preventivas para evitar su proliferación en los pies y calzado.

Estos tipos de hongos se puede identificar si:

  • Los pies, sobre todo en la mitad del cuarto y quinto dedo, están enrojecidos.
  • Se presenta sensación de quemazón y picor tanto en los dedos como en la planta del pie.
  • Se forman pequeñas grietas en los dedos y planta del pie.
  • La piel presenta descamaciones o ampollas.
  • Se percibe un olor fuerte en los pies, incluso tras asearlos.

Hongos en las uñas

 

La tiña de uña, también conocida como onicomicosis, es otra infección fúngica que se desarrolla con mucha facilidad en los pies.

Aunque también puede afectar a las manos, es más frecuentes en los pies debido a su exposición a calzados que retienen calor y humedad.

Suelen ser tan comunes como los anteriores, dado que los hongos logran atacar con más facilidad en su superficie.

Es importante prestar atención si las uñas:

  • Cambian a un tono amarillento o grisáceo.
  • Presentan grietas o manchas blancas.
  • Se ponen demasiado duras, sobre todo la del dedo gordo.
  • Se empiezan a deformar.
  • Tienden a quebrarse con facilidad.
  • Presentan un mal olor.

¿Cómo combatir los hongos en los pies?

El tratamiento de los hongos en los pies puede variar en función de la severidad con que se presente.

Lo mas importante es realizar un buen diagnóstico para saber cual ha sido la causa y eliminarla.

No obstante, a nivel general se aconseja mantener su piel seca y ventilada tanto como sea posible.