Papilomas

Los papilomas son lesiones que aparecen tanto en la planta del pie como en el resto del cuerpo y están causadas por una infección viral en la piel que ocurre como resultado de un contacto directo con el virus.

Estos virus no se diseminan por la circulación sanguínea. Un error común es pensar que las verrugas plantares tienen semillas o raíces que crecen por la piel y llegan a estructuras más profundas como el hueso. El papiloma no puede vivir en otro tejido excepto en la piel.

Estas lesiones aparecen en niños más comúnmente que en adultos. La humedad y el sudor en los pies predisponen a la infección por papilomas. Pueden infectarse en las duchas y en las piscinas y aunque no son altamente contagiosos, la exposición en el momento justo puede llevar al desarrollo de la infección por papiloma. Evitar el contacto con el medio ambiente es prácticamente imposible por lo que si un miembro de la familia tiene la infección debe de prestarse especial cuidado en mantener la ducha y el suelo del baño especialmente limpio.

Los niños con verrugas plantares no deben de compartir su calzado con otros niños o miembros de la familia.

Los papilomas son un tipo de verruga vírica y son muy frecuentes en niños

¿ Como se Diagnostica?

Los papilomas presentan apariencia de piel gruesa o engrosada con coloración amarillenta o marrón.

Los papilomas plantares pueden aparecer como lesiones simples y solitarias o pueden agruparse en áreas más o menos grandes. Estas últimas se denominan verrugas “en mosaico”.

A menudo tienen la apariencia de callosidades y pueden confundirse con éstas. Otras lesiones en la planta del pie que a menudo se confunden con papilomas plantares son otras lesiones como el poroqueratoma plantar o los quistes de inclusión plantares.

Para diagnosticarlos llevamos a cabo una deslaminación indolora de la lesión hasta observar las papilas víricas.

¿Como es el tratamiento?

Existen muchos tipos de tratar las verrugas plantares, desde la congelación con crioterapia (mas funcional en otro tipo de verrugas) hasta la excisión quirúrgica del mismo.

En Clínica del Pie Podocorp optamos por un tratamiento mas conservador y no doloroso mediante curas en consulta.

¿Se pueden prevenir los papilomas?

La Sociedad Americana de Oncología señala que es una lesión que puede resolverse espontáneamente, en un período de dos a tres años. Sin embargo, el riesgo de contagio es elevado, por no hablar de la posibilidad de diseminación en el propio sujeto, por lo que nuestra experiencia nos dice que el tratamiento debe ser precoz.

Todo contagio puede ser prevenido o, al menos, disminuir las posibilidades de adquirir la infección. Son dos los aspectos a tener en cuenta: los hábitos higiénico-sanitarios adecuado y conseguir un equilibrio orgánico saludable. Para ello en Clinica del Pie Podocorp aconsejamos:

  • Mantener la barrera de la piel en buenas condiciones de hidratación, sin heridas ni posibles vías de penetración
  • Usar chanclas o calzado adecuado si practicamos deportes en el que el pie sufre el contacto directo con la superficie.
  • No acudir a instalaciones deportivas con superficies comunes, si somos conscientes de padecer el cuadro clínico.

 

No hay enfermedad si previamente no hay un desequilibrio interno.
«Es fundamental una buena alimentación, equilibrada, exenta de excesos de azúcares y harinas refinadas, una buena hidratación, la práctica de deporte y, por supuesto, lo más complicado en nuestra sociedad, una vida tranquila y equilibrada».