El ritmo de desarrollo del bebé

El desarrollo del bebé y cada uno de los logros que va consiguiendo a lo largo de su crecimiento, como darse la vuelta, su primera sonrisa o su primer sonido, sostener la cabeza él solito, alargar la mano para pedir algo, sentarse o comer sin ayuda, gatear o caminar, despierta sensaciones indescriptibles en los padres, sobre todo, en los papás primerizos.

Con esta guía podrás averiguar en qué momento y a qué edad es probable que el bebé realice algunos de estos logros tan importantes en su desarrollo.

El ritmo de desarrollo del bebé y sus grandes hitos

Este diagrama es una excelende guía de los tiempos y del progreso del desarrollo del bebé que a continuación detallaremos en 7 pasos:

  1. Debemos comenzar poniendo al bebé boca abajo y jugar con el en esta posición, si no comenzamos por aquí el bebé no tendrá la oportunidad de comenzar a desarrollar la musculatura de su cuello. Aqui integraremos reflejos del cuello
  2. Una vez estimulada la fuerza del cuello el bebé será capaz de liberar sus manos y utilizarlas, coger cosas y mirar al frente, ahora estamos fortaleciendo sus brazos, cuello y espalda. Seguimos integrando reflejos del cuello.
  3. Posteriormente el bebé logrará desplazarse reptando, podemos colocarle jugetes lejos y a los lados para obligarlo a moverse y desarrollarse. Estamos integrando reflejos de reptar, reforzamos cuello y empezamos a fortalecer espalda y piernas
  4. Ya controlamos el reptado y rápidamente adquirirá fuerza en sus piernas y brazos como para comenzar el gateo. Estamos integrando reflejos de piernas y brazos, pero sobre todo estamos fortaleciendo su espalda, este será su motor de movimiento hasta que el decida y empezará a desarrollar su instinto explorador, ¡es necesario dejarlo explorar!
  5. Al desarrollar fuerza en sus brazos logrará sentarse, es importante para el ya que conseguirá poder coger mas cosas con sus manos, reconocerlas y lanzarlas. No debemos regañarlo, ni evitar que se lleve cosas a la boca, está reconociendo su centro. Sentados estamos fortaleciendo su espalda, ¡evita usar respaldos!
  6. Una vez tenga fuerza suficiente en sus brazos, espalda y piernas, su instinto explorador (al que hemos dejado libremente) le llevará a querer ponerse de pie (por ejemplo para ver que hay arriba, o en ese cajón). Entonces utilizará la fuerza de sus manos mayoritariamente, no logrará dar pasos hasta que sus piernas estén preparadas, debemos dejar que esto suceda solo y que se caiga de culo.
  7. Finalmente logrará dar pasos, debemos dejarlo solo sin ayuda, para que su espalda y piernas se fortalezcan gradualmente, aunque podemos estimularlo con ejercicios y juegos.

No obstante, los bebés están aprendiendo constantemente y cada uno lleva su propio ritmo.

Por este motivo, aunque se ha establecido que la mayoría de los bebés alcanza ciertos hitos a edades similares, es posible considerar como común, normal y habitual que un bebé sano se demore en alcanzar ciertos hitos, pero acelere al alcanzar otros.

Si hacemos al bebé andar (tacatás, cogerle el dedo,…etc) y sus espalda no ha sido preparada para ello, caben esperar problemas de espalda en un futuro.

Si dejamos a nuestro bebé sentado en amacas, encerrados en parquecitos…etc. nuestro bebé no podrá desarrollarse y de mayor tendremos que integrar reflejos primitivos

En general, durante el primer año de vida, los bebés crecen y se desarrollan a un ritmo sorprendente y debe ser un experto quien evalúe el ritmo de desarrollo del bebé en cada revisión o control de salud.

No estimularemos una fase sin haber logrado la anterior,

no podemos enseñarlo a andar si no controla el gateo, ni a gatear si no sabe reptar…

Respetaremos su ritmo de aprendizaje y continuaremos estimulando una fase hasta que esté completamente integrada por el bebé